lunes, 25 de junio de 2018

#prayforalfie

¿Te acuerdas? Este hastag #prayforalfie movia las redes sociales hace unas semanas, el 28 de abril se nos fué al cielo. Hace solo dos meses y muchos, (me incluyo) lo tenemos muy lejano. Esos días rezamos para que ocurriese un milagro, para que sus padres pudieran hacer lo imposible, y Dios se lo llevó al cielo. Ahora todo el mundo gira en torno a un mundial de fútbol, como si nos fuera la vida en ello,  ¿por qué no nos paramos un poco? Es cierto que hay que mirar  hacia delante, que no es bueno estancarse en el pasado, pero ¡solo hace dos meses de ese #prayforalfie! Solo dos meses y nos hemos olvidado

jueves, 14 de junio de 2018

Infancia feliz


Esto es la infancia... como no la voy a recordar con nostalgia y alegría? Veranos eternos, donde íbamos de un lugar a otro, ahora con los abuelos ahora con los tíos, ahora de campamento, y ahora a quedarse en casa, levantarse tarde ver la tele y hacer un poco de voluntariado con los ancianos. Estos fueron mis veranos de infancia... donde mis padres trabajaban y los hermanos danzábamos de un familiar a otro para no quedarnos en casa. Donde nos íbamos a la piscina de los vecinos algunos días para pasar el calor propio de esas fechas... donde los quince días de vacaciones en familia nos montábamos en la chrysler y la baca iba hasta los topes, veranos eternos disfrutando quizás sin darnos cuenta como pasaba el tiempo

jueves, 17 de mayo de 2018

Somos quienes somos

Hijos de nuestro tiempo

Mendigamos cariño

Y nos felicitamos con un simple mensaje de texto

Las redes sociales te acercan y te llevan cada vez más lejos

Algo que fomenta la amistad

Y la individualidad al mismo tiempo

Somos hijos de nuestro tiempo.

Facilidad en la comunicación

Sencillez en el razonamiento,

No centrarse en lo importante

Cinco ventanas abiertas… hijos de nuestro tiempo.

domingo, 13 de mayo de 2018

A.A.A

Te conocí hace ya más de 15 años, tú eras una adolescente yo me había independizado, nos hicimos amigas, aunque no querías mucho porque pensabas que no valía la pena si sólo nos veríamos un par de años, luego cambié de ciudad, intentamos mantener el trato.... Por qué te escribo esto? No lo sé, tal vez porque hoy he mirado un poco al pasado, ahora mantenemos el contacto pero para felicitarnos los cumpleaños y también navidad y año nuevo... La amistad se ha resquebrajado, tú ya no eres una adolescente, ya han pasado unos años, me he acordado del libro de los cuatro amores de lewis, dice que el amor de amistad es de los más perfectos, te escribo esto para decirte que si quieres algo aqui me tienes, solo para decirte que te acuerdes de esos años, a mi me marcaron, tú quizas lo tengas en el olvido. 

sábado, 5 de mayo de 2018

Nos tratamos

Hace 25 años que nos tratamos, tú me conocias de antes yo no tanto; al principio con vernos una vez en semana era suficiente, tú siempre por delante me querías a tu lado, ahora después de tanta insistencia vamos juntos, ¡ya llevamos muchos años!  He crecido contigo, me he hecho una mujer a tu lado, tú siempre has permanecido ahí a mi lado, hemos pasado distintas situaciones, y las que nos quedan porque en mi cabeza no cabe el separarnos, 25 años que nos tratamos; parece mucho.... No es tanto

martes, 1 de mayo de 2018

Volver a empezar

Una y otra vez en la misma piedra. Y asi somos los humanos, que nos creemos tan perfectos que nos olvidamos del suelo que pisamos, y ahí caemos, de nuevo en la misma piedra, nos olvidamos que somos animales, racionales, es cierto, pero animales. Nos olvidamos que formamos un pueblo, una familia y queremos individuanizarnos tanto, salir (más bien sobresalir) tanto que nos olvidamos de mirar quien está a nuestro lado. Y nos llenamos de ego, y nos vamos hinchando, vamos creyendonos que no nos pasará nada malo; y de nuevo caemos en la misma piedra, que está ahí puesta donde siempre... Para enseñarnos que todos somos humanos.

viernes, 27 de abril de 2018

Unos zapatos viejos como nuevos

Perdóname porque no mantengo nutridos los zapatos, ahora hago un look-back y me veo con pocos años esos domingos por la tarde poniendo kanfort,  aprendiendo con la crema y después de secar sacando brillo.
No llevo limpios los zapatos del polvo del camino; y recuerdo esos 5 de enero a la vuelta de la cabalgata colocando en el salón los zapatos después de haberle dado el último retoque, bien brillante, bien limpito y llenos de caramelos 
Perdóname por que hoy de nuevo otro domingo más, después de tanto tiempo vuelvo a sentarme para limpiar zapatos viejos.  Para que reluzcan como nuevos.